A fin de llevar a cabo la investigación que comentábamos antes, la hipótesis principal que dio fue la siguiente: “¿Es la tasa de supervivencia a largo plazo de los implantes dentales, comparable a la de los dientes naturales que son tratados y mantenidos de forma adecuada?” A partir de este momento, hemos encontrado un seguido de interesantes resultados que nos ha otorgado el estudio

Tal y como se indicaba antes, la investigación parte de la idea de que aquellos dientes naturales que han sido afectados por la enfermedades periodontales, independientemente de que éstos tengan esperanza o que tengan una esperanza cuestionables, sufren la propensión a que sean directamente reemplazados por implantes dentales.

De los pacientes que tenían periodontitis crónica que fueron analizados en el estudio, el 20,4% de dientes que contaban con una esperanza cuestionable y el 34,4% de dientes que no contaban con esperanza se perdieron. Esto quiere decir que, como conclusión general, aproximadamente un 80% de los dientes que cuentan con esperanza cuestionable y un 66% aproximadamente de aquellos dientes que no cuentan con esperanza, sí que podrían sobrevivir a largo plazo siempre y cuando se siga un estricto control y mantenimiento, además de contar con el tratamiento indicado.

En cuanto a la supervivencia de los implantes dentales, Halperin – Sternfeld y Levin terminado concluyendo que, después de haber extraído datos relevantes de su estudio, que por norma general algunos artículos medios reportan un éxito superior al real por el simple hecho de que se encuentran respaldados por algunas empresas de fabricación de implantes dentales.

A tenor de esta información, en las Clínicas Propdental queremos acercar a los pacientes diferentes criterios que son determinantes del éxito de los implantes dentales:

    Radiológicamente, no se deberán mostrar signos de radiolucidez periimplantaria.
    La pérdida ósea vertical deberá de ser menos de 0,2 mm al año, a partir del primer año de carga.
    No deberán encontrarse signos de infección, dolor, vulneración del dentario o parestesia.
    La posición del implante osteointegrado tiene que permitir la confección de una prótesis estéticamente aceptable, tanto por el paciente como por el dentista.

sillones de odontología

gabinetes para consultorio dental